Los beneficios del PVC

 

 

El PVC es un material inerte y completamente inocuo. No supone ningún problema para la salud.


Cuando llega al final de su vida útil, los productos fabricados con PVC pueden ser reciclados química o mecánicamente y volver a ser utilizados para la fabricación de nuevos productos.


Es un material facilmente reciclable. Es el segundo plástico que más se recicla en España.


Es un material altamente resistente y de larga duración. Precisamente, más del 65% de las aplicaciones de PVC tienen una vida útil de entre 15 y 100 años, lo que lo convierte en un material idóneo para aplicaciones constructivas.


El PVC no es inflamable, es ignífugo y tiene un excelente comportamiento al fuego. Cuando las temperaturas a las que está sometido no son lo suficientemente elevadas para que arda, el PVC se reblandece (como todos los termoplásticos) pero nunca gotea. Esta característica es muy importante a la hora de evaluar la capacidad de propagación del incendio.

Es un material auto-extinguible, significa que en cuanto se retira la fuente de calor, el PVC deja de arder. Esta particularidad también contribuye a que el comportamiento del PVC ante el fuego sea mejor que el de otros materiales alternativos.


El PVC es un material NO propagador de la llama con una velocidad de liberación de calor muy baja.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuesta Política de Cookies. Más información